La imagen corporativa, esa gran (des)conocida

Escrito por B. Salas Luna

 

Una duda que nos asalta en este día, ¿cómo realizaste o piensas realizar la imagen corporativa de tu empresa? ¿Sabes qué es y el por qué de su importancia?

 

 

Antes de meternos un poco en la materia os contamos una situación que ya nos hemos encontrado alguna vez. Cuando les preguntamos a algunos de nuestros clientes por su imagen corporativa nos encontramos con que no la han trabajado lo suficiente o directamente se asustan porque asociación directamente que disponer de una buena imagen es necesario realizar una invasión importante. ERROR. 

 

Lo primero de todo, ¿por qué la imagen corporativa es importante para nuestra empresa? Porque es la imagen que la sociedad va a tener de ella. Es decir, más allá del logo, la imagen corporativa transmite valores como puede ser la definición que el público objetivo va a tener de nuestra empresa o marca: ecológica, familiar, calidad, de confianza, divertida, elegante… 

 

Además, dentro de esta imagen debemos incluir, tal y como ya explicamos en el plan de comunicación, conceptos como el lenguaje con el que me voy comunicar con mi público; a través de qué canales me voy  a comunicar con ellos (redes sociales, por teléfono, en persona, por chat…);  a qué tipo de problemas / necesidades vamos a dar respuesta con nuestra marca… 

 

¿Y qué voy a conseguir con todo esto? Varias cosas, pero si tuviéramos que destacar algunas, serían un par: la diferencia dentro de un mercado cada vez más copado y coherencia a todas las comunicaciones y acciones que se realicen. Para que se entienda: una emisora musical nacional, tuvo un tiempo en el que dejaba ‘horas libres’ a cada emisora local. ¿El resultado? Que según en qué punto geográfico escucharas la emisora podías disfrutar de los éxitos del pop del momento o de un festival de música electrónica. Eso coherencia no tenía ninguna, el criterio que se seguía era el del gusto musical del patrocinador del momento. Evidentemente, eso se cortó de raíz y, desde entonces, la audiencia ha crecido porque los oyentes tienen claro qué música pueden escuchar. 

 

Es decir, tener una imagen corporativa nos ayuda a crear nuestra ‘parroquia’ nuestro público objetivo, al que le transmitimos confianza y seguridad, porque siempre nos comunicamos de la misma manera y en la misma dirección. Lo mismo ocurre con los proveedores a quienes transmitirnos imagen de seguridad. Además, resulta mucho más sencillo planificar estrategias de mercado. 

 

Después de todo esto, no hay que quitar importancia a la importancia de elegir bien un logo y unos colores que transmitan de manera coherente, otra vez la palabra, nuestros valores. 

 

¿Te ha ayudado este artículo? ¿Quieres que te ayudemos? Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

Deja tus comentarios

Escribe tu comentario
0
terminos y condiciones.
Comentarios